Hervir el agua en segundos: tres datos fascinantes sobre los frenos

0
32
Discos de freno febi
febi sólo cuenta con productos de calidad de equipo original en su gama de frenos.

Hay tres elementos dinámicos básicos de un vehículo: acelerar, parar y cambiar de dirección. Cuando se trata de seguridad, la parada es, por supuesto, el movimiento más importante. El sistema de frenado y sus componentes son los responsables de ello. Se encuentran entre los sistemas cruciales para la seguridad de un vehículo y son indispensables para la protección activa y pasiva de los ocupantes.

Durante un proceso de frenado se libera mucha energía. Hemos recopilado tres datos apasionantes que muestran el poder que pueden generar los frenos.

Agua hirviendo durante el frenado

Para frenar o detener un vehículo, la energía cinética se convierte en energía térmica y se libera a la atmósfera. Detrás de esto está la energía de fricción que se produce cuando, por ejemplo, los discos y las pastillas de freno chocan. Pero, ¿sabías que frenar a 100 km/h genera tanto calor que dos litros de agua fría se convierten en agua hirviendo en tres segundos? Esto muestra la energía que se produce cuando pisamos el pedal del freno.

Peso pesado

Cuando el conductor pisa el pedal de freno, la fuerza es aumentada por el servofreno y convertida en presión hidráulica por el cilindro maestro. La presión llega a los frenos de las ruedas a través de conductos llenos de líquido de frenos. La presión ejercida es aproximadamente 30 veces superior a la que ejerce el pie del conductor al pisar el pedal del freno. En concreto, esto significa que la fuerza del pie del conductor sobre el pedal de freno, que es de unos 15 kg, se amplifica a unos 450 kg de fuerza de frenado.

Caliente, más caliente, frenando

Como se ha mencionado anteriormente, el frenado genera mucha energía térmica, que se traduce en calor. La cantidad de calor que se genera depende de la velocidad y el peso del vehículo, así como de la fuerza con la que se apliquen los frenos. En condiciones normales de funcionamiento, la temperatura de los discos de freno oscila entre 150 y 250 °C.  Sin embargo, las frenadas prolongadas o fuertes en rápida sucesión pueden hacer que la temperatura de los frenos supere los 700 °C.

Los hechos lo demuestran: Los componentes de los frenos están expuestos a fuertes fuerzas. Por lo tanto, sólo deben instalarse componentes de alta calidad. febi ofrece una amplia gama de productos con calidad de equipo original, desde discos de freno hasta tambores y pastillas de freno. Todos los productos tienen tres años de garantía del fabricante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí